Como Bobby Fischer se convirtió en campeón del mundo de ajedrez

Esto lo escribió James Altucher, en un post titulado: “La única técnica para aprender algo nuevo”. Aunque el menciona varias técnicas, me enfocaré solamente en la que él titula: “Lea”.

Se refiere a Bobby Fischer, el gran maestro de ajedrez. Bobby no era bueno en ajedrez, si tenía talento, pero nadie esperaba mucho de él.

Entre los 12 y 13 años desapareció por un año, y lo volvió a hacer en sus 20s.

A la edad de 13, cuando regresó a la escena del ajedrez, de repente se convirtió en el mejor jugador de ajedrez de Estados Unidos, ganó el campeonato estadounidense y se convirtió en el gran maestro más joven del mundo.

¿Cómo lo hizo? Casi ni jugó ajedrez durante su año de ausencia.

En cambio, hizo dos cosas:

a) Estudió cada juego jugado en el siglo pasado. En los años 1800.

Cuando regresó, el se hizo conocido por jugar aperturas anticuadas pero con sus propias mejoras a cada una de ellas. Nadie podía hacer algo para vencer esas mejoras.

En el juego final del campeonato mundial, en 1972, cuando jugaba contra el soviético Boris Spassky, jugó con su arsenal de los 1800 para convertirse en campeón mundial.

Spassky necesitaba ganar para poder continuar el juego. Fischer solo necesitaba un empate. Spassky comenzó con una apertura muy moderna (La Siciliana). Y en 13 movidas más, los comentaristas quedaron boquiabiertos.

Fischer cambió de repente la apertura en una apertura del 1800, llamado “El Juego Escocés”. Spassky ya no tuvo chances después de eso.

b) Aprendió suficiente ruso para leer las revistas de ajedrez de la Unión Soviética. En ese tiempo, los 20 mejores jugadores del mundo eran rusos.

Fischer estudió ruso mientras los estadounidenses miraban aperturas y estilos que los rusos ya sabian como vencer.

Cuando Fischer compitió en el campeonato estadounidense a inicios de los 60, ganó todos sus juegos.

Estudiar la historia. Estudiar los mejores jugadores, es la clave para convertirse en el mejor jugador. Incluso si comenzó con un talento mediocre o promedio.

¿Cómo podemos aplicar este principio a nuestras vidas? de modo a convertirnos en mejores profesionales, en mejores personas, y mejorar nuestra vida financiera.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*