Un tema del que no queremos hablar – el testamento

Al testamento hay que verlo como a una vacuna. Pica un poco durante un ratito, y sus efectos de inmunización duran varios años. Eso nos dice Marc Tison, en un artículo publicado en La Presse.

La notaria Guylaine Lafleur le compartió a Marc que tiene varios clientes con hijos, y sin testamento pues están procrastinando por muchos motivos. Hablando sinceramente, para muy poca gente pensar en el testamento es una prioridad. Y también hablando sinceramente, el testamento es una necesidad.

Marc nos comparte cual es el orden de prioridad en una sucesión.

1. El fisco recoge en primer lugar.
Se presume que el difunto dispuso de sus bienes el día del fallecimiento, y hay imposición fiscal en consecuencia. Hace falta precisar cuales son los bienes y quienes lo heredarán. Un ejemplo es que el RRSP puede ser transferido al conyugue sin un impacto fiscal inmediato.

2. Si está casado o en unión civil, las reglas sobre el patrimonio fiscal se aplican en primer lugar. La regla sería que al final de la unión, el valor del patrimonio es dividido en partes iguales entre los cónyugues.

3. Si existe un contrato de matrimonio o de unión civil, hay ciertas cláusulas a seguir.

4. Si está casado sin un contrato de matrimonio, hay otras reglas. Desde 1970, existen ciertas reglas que aplican.

5. El resto del valor de la sucesión a entregar a los herederos.

6. Sin testamento o cláusula testamentaria… el código civil decide.

Ejemplos: Angel y Celeste están casados y tienen tres hijos (2 a 7 años). Angel fallece sin un testamento. Celeste recibirá un tercio de la sucesión, y los hijos 2/3.

Hay otros casos mencionados en el artículo, que valen la pena leer. Y por ser un tema que podría ser complejo, lo mejor es obtener asesoría de un notario con su testamento.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*