Los préstamos estudiantiles tienen una carga muy alta en la vida de las personas

Incluso años después de graduarse de la universidad, su salud es mala y su nivel de estrés es muy elevado. Esto lo dicen 11,000 estudiantes que se han graduado de universidades estadounidenses en los últimos 14 años, y que han tomado préstamos de estudios por más de $50,000.

Según este análisis, quienes tienen deudas elevadas en concepto de préstamos para estudiar en universidades, al graduarse no van muy bien en estos cinco elementos del bienestar: propósito, social, financiero, comunidad y físico.

Quizás usted dirá: eso es solamente porque tienen deudas muy elevadas. Le invito a que lea el estudio completo (Los datos de la encuesta de Gallup están aquí.) y vea que pasa con quienes tienen deudas menos elevadas, pues su situación tampoco es color de rosa.

Eso es información de Estados Unidos. Ahora bien, ¿qué pasa en Canadá?

Lea aquí sobre Brittany Verge, quien se graduó en 2008 con un préstamo estudiantil de $25,000. En seis años, ella solo ha pagado $2,000 de su préstamo. ¿Por qué? Y junto con su marido tienen deudas por préstamo de estudios totalizando $53,000

En Canadá, el promedio de deudas para estudio está situado entre $25,000-$30,000.

Al graduarse de la universidad, tener un trabajo no está asegurado. De todos modos estudiar es bueno, necesario, importante. Seguir estudiando, aprendiendo, nos ayuda para el futuro. El único X en esto es: ¿debemos estudiar con préstamos?

¿Cual es su opinión al respecto?

Leave a comment

Your email address will not be published.


*