Cuando las deudas ya son un problema insoportable

Las facturas siguen llegando, y no hay ingresos suficientes. Usted o su pareja (o ambos) perdió el trabajo. Quizás no gana suficiente. O el auto se descompuso, hay que arreglarlo y no hay dinero suficiente en la cuenta de emergencia. Peor aún, no hay cuenta de emergencia. Las cuentas del viaje de vacaciones están llegando ahora y ya disfrutamos todo, ahora hay que pagar.

¿O qué hacer si una persona tiene una enfermedad física o mental que le impida trabajar? No todos tienen seguros de ingreso que puedan cubrir dichas situaciones. ¿Sabía usted que hay personas que no pueden pagar su mensualidad de electricidad a Hydro-Québec?

Cualquiera de esas situaciones puede llegar, y es bueno estar preparado para cuando eso ocurra.

Ahora bien, ¿qué hacer cuando más de una de estas situaciones ocurre al mismo tiempo? y ya las deudas nos acogotan y comienzan a hacer mella sobre nuestras vidas y la de nuestras familias.

¿Sabe? es probable que esto ocurra más y más, pues en Canadá seguimos endeudándonos como familias, ya sea con hipotecas o peor aún, con gastos de consumo normal.

Si usted se enfrente con una situación de este tipo, busque ayuda profesional.

Hay organismos comunitarios como ACEF (que tiene varias oficinas en la provincia de Quebec) o la Credit Counselling Canada CCC donde le podrán ayudar. Tenga en cuenta que estas organizaciones sin fines de lucro cobran por sus servicios.

Le sugerimos evitar una consolidación de deudas. En estos dos artículos hemos hablado al respecto. El primero es tener cuidado en meter las deudas dentro de la hipoteca, y aquí sugerimos no consolidar y explicamos los motivos de nuestra oposición a esa recomendación. Le recomendamos lea esos dos artículos.

Lo mejor sería poder evitar, o minimizar, estas situaciones. Para ello, algunas sugerencias son:
1- tenga un fondo de emergencia que pueda cubrir al menos 3 meses de gastos.
2- no se endeude.
3- cuide su salud, al máximo.
4- prepare, junto con su familia, un presupuesto mensual, y respételo.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*