Para una jubilación interesante, cuales números son los importantes

Tal como hemos “predicado” desde el inicio de este sitio web sobre finanzas, es importante planear, es necesario pensar en el futuro, y no vivir solamente en el presente.

Hoy le invito a que hablemos del futuro, específicamente de dinero durante la jubilación. De ese momento en nuestras vidas cuando ya trabajaremos menos y esperamos disfrutar de más tiempo libre y la pregunta clave aquí es: ¿Qué debemos tener en cuenta para esa época?

Enfoquémonos en tres puntos concretos y lastimosamente no tan sencillos de responder:

1) que porcentaje de sus ingresos pre-retiro necesitará, durante su jubilación, para mantener el mismo nivel de vida;
2) el monto de dinero que necesitará ahorrar para alcanzar este objetivo;
3) cuanto dinero podrá retirar de sus inversiones cada año, y aún así asegurarse que no utilizará todo su dinero antes de tiempo.

Estas son preguntas que no son fáciles de responder, y requieren un análisis financiero. Nosotros no se lo ofreceremos, y más bien le recomendamos que usted converse y trabaje con su consejero financiero o planificador financiero, y comience desde ya a trabajar en este plan. El tiempo apremia, y el tiempo hace una diferencia.

Antes de encontrarse con su profesional de finanzas de confianza, le recomendamos que piense en estas cosas: normalmente durante la jubilación no tenemos los mismos gastos que durante los 40s. La hipoteca ya debería estar totalmente o casi totalmente pagada. Los hijos ya no dependen financieramente de uno. Así que los gastos podrían ser reducidos a un 80% o quizás a un 70% de los gastos actuales. ¿Es este su caso?

Uno puede seguir trabajando, quizás tres días por semana, para compensar ciertos ingresos. También entre nuestros ingresos podría contarse con una jubilación gubernamental.

También piense en los gastos médicos, pues con la edad también a veces vienen más gastos en medicamentos. Por eso, una buena inversión para su jubilación también es cuidar de su salud desde ahora. No se ocupe solo de su bolsillo, sino también de su salud física, mental, sicológica y espiritual.

¿Cual es su situación? Cada persona, cada matrimonio, es diferente. Asesórese, llame a un profesional financiero y trabaje para cuando llegue el momento de la jubilación.

Nota: Me inspiré de este artículo, publicado en Time y escrito por Philip Moeller, para escribir.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*