Las correcciones de mercado no son siempre malas

Lo que comúnmente llamamos “baja de precios”, es llamado tambíén como “corrección de mercado”. En estos días, y eso por una falla disciplinaria de mi parte, he perdido dinero en mis inversiones.

Esto pasó porque no compré más acciones en una de las empresas en la cuales invierto. Hubo una corrección de mercado, y no aproveché para aumentar mi participación accionaria. Luego, el mercado se reajustó y el precio de las acciones fue revalorado.

La disciplina paga. Para bien, o para mal.

Ese es un ejemplo de “corrección de mercado”.

Y ahora les invito a leer lo que David Kaufman nos dice (artículo aparecido en el Financial Post) acerca de lo ventajoso que seria que el mercado inmobiliario canadiense tenga su corrección.

David evalua a tres grupos de compradores: los que compran casa por primera vez; las familias jóvenes propietarias, y a propietarios de más edad quienes deseen comprar residencias más pequeñas.

A usted que está interesado en comprar una casa, o quizás en vender la suya, ¿cómo le afectaría una corrección del mercado inmobiliario canadiense?

Leave a comment

Your email address will not be published.


*