Distintas formas de hacer testamento

Este es un “guest post” escrito por la notaria Rosana Ber, cuyas oficinas están en Montreal. Puede visitar su sitio web en  www.montreal-notario.ca

En nuestras dos anteriores entregas (1. Todos necesitamos un testamento, y 2. Las ventajas de hacer un testamento) hablábamos de la posibilidad que brinda la ley en Quebec, al consagrar la libertad de testar y las ventajas que ello ofrece al testador.

Hoy  abordaremos cuales son las formas que han sido previstas por la ley en Quebec. En efecto, una vez tomada la decisión de hacer testamento, la ley nos ofrece la posibilidad de testar de tres diferentes formas, cada una de ella rodeada de distintas formalidades, y ofreciendo diferentes ventajas o inconvenientes, según el caso.

Tres formas de testar

La ley prevé tres formas de testar:

1)      Testamento ológrafo: es el testamento enteramente escrito y firmado por el testador, sin recurrir a un mecanismo técnico;

2)      Testamento ante testigos: es el testamento escrito por  el testador o un tercero, firmado por el testador y dos testigos mayores;

3)      Testamento por acto notarial: es el testamento hecho ante notario, en minuta y con los testigos que la ley exige para los distintos supuestos.

Además de las distintas exigencias que cada forma requiere, las formas de los testamentos van a diferenciarse también en el   procedimiento que los herederos deberán llevar a cabo  para que ese testamento sea legalmente declarado válido, una vez fallecido el testador.

Así, tanto el testamento ológrafo como el testamento ante testigos deberán ser sometidos a la verificación, procedimiento judicial, al que son citados los herederos y sucesibles del difunto, quienes podrán además impugnar la validez del mismo.

El testamento ante notario, por el contrario, no necesita ser verificado, y en forma casi inmediata al fallecimiento permitirá la apertura de la sucesión.

Ventaja del Testamento hecho ante notario, por oposición a los dos otras formas

1)      La primera de las ventajas es que el Testador contará con la experiencia y conocimiento legales del notario, quien podrá asesorarlo de la mejor manera, teniendo en cuenta su situación particular.

2)      La segunda ventaja se refiere al  procedimiento que los herederos deberán llevar a cabo  para que ese testamento sea legalmente declarado válido, una vez fallecido el testador: Ya se trate del testamento ológrafo como el testamento ante testigos estos  deberán ser sometidos a la verificación, (procedimiento judicial) al que son citados los herederos y sucesibles del difunto, quienes podrán además impugnar la validez del mismo. Por el contrario, el  testamento ante notario no necesita ser verificado y, en forma casi inmediata al fallecimiento permitirá la apertura de la sucesión y el liquidador podrá comenzar a intervenir. Esto implicará para los herederos una importante economía de tiempo y muy probablemente también de dinero, no requiriéndose ningún trámite judicial.

3)      La tercera ventaja se refiere a la conservación y registro del testamento: el testamento hecho ante notario es conservado por siempre por el notario, o por los que lo sucederán y en caso de extravío el Testador podrá pedir una nueva copia certificada. Por otra parte, la cámaras de notarios y de abogados llevan un registro pormenorizados de los testamento, lo que permitirá en todo momento la determinación de cual es el último testamento dejado por el causante.

3 Comments on Distintas formas de hacer testamento

  1. Oscar Cardozo // December 12, 2012 at 8:18 am // Reply

    Importante informacion sobre los testamentos en Canada, un articulo publicado en The National Post

    http://j.mp/TUj6G7

  2. Gracias, solo para clarificar, cuando se habla de un Notario en Canada, es esto un abogado?, hay alguna manera de hacerlo ante la corte de justicia de Canada?, le agradeceria mas detalles ya que en Mexico un notario es diferente que un abogado y ademas alguien me decia que en Canada incluso se puede visitar una oficina de gobierno y hacer ahi mismo el testamento,
    Gracias y saludos,
    Claudia

Leave a comment

Your email address will not be published.


*