El abuso del crédito en algunos países anuncia problemas a mediano plazo

 

Cuando no hay dinero, no se puede gastar. No se puede tampoco pedir prestado. Cuando hay circulante, la cosa cambia: el crédito está disponible, la gente presta, la gente gasta, la economía se mueve en muchos sentidos.

Eso pasaba en varios países, como China y Brasil, donde el acceso al crédito era restringido. Hoy día la situación ha cambiado bastante y la gente presta.

Según nos dice Richard Dupaul, en La Presse, en Argentina, Brasil, China y Rusia el uso del crédito ha aumentado. En la Unión Europea y en Japón, los números se han contraído.

En Brasil, incluso, el uso del crédito parece estar siendo estimulado  por el gobierno, el cual también ha cambiado ciertas reglas de juego para los bancos en relación a sus reservas. En Brasil, el 22% de los ingresos familiares son utilizados para pagar deudas, contra el 10.9% que es en Estados Unidos.

Los números que leemos al respecto de crecimiento económico son macro. Aquí hablamos de finanzas personales, a nivel micro. Cuando las familias están endeudadas, un país no puede salir adelante.

Cuando un país tiene gente enferma, a nivel salud o financiero, una crisis se avecina.

 

Leave a comment

Your email address will not be published.


*