Preguntas sobre el futuro

Noé comenzó a construir el arca antes que el diluvio comience. Siguiendo con el ejemplo de este famoso personaje bíblico, deberíamos comenzar a hacernos ciertas preguntas sobre nuestro futuro.

Viviendo en Canadá, debemos conocer cuáles son nuestros derechos y obligaciones como ciudadanos en cuanto a nuestra relación financiera con los diferentes gobiernos que tenemos, sea el provincial o el federal e incluso el municipal. Sin categorías o sin orden específico, aquí van algunas preguntas que le invito a hacerse a usted mismo, a su pareja y a su familia, y ver qué pasos deben ser realizados para poder responder a las mismas.

Cuando yo fallezca, ¿a quién dejaré mis bienes? ¿Tendrá mi familia suficientes ingresos para continuar, al menos con el mismo nivel de vida? ¿Quién cuidará a mis hijos?

Si mi pareja y yo fallecemos juntos, ¿Quién cuidará a nuestros hijos?

Si no tenemos hijos, ¿a quienes deseamos legar nuestros bienes?

¿Cuánto dinero tendré cada mes, para vivir, cuando me jubile?

Si me mudo a otro país cuando me jubile, ¿cómo me afectarán los impuestos canadienses y de ese país?

¿Debería jubilarme con deudas o seguir pagándolas cuando esté jubilado?

¿De dónde vendrán mis ingresos cuando esté jubilado?

¿Cuál será el total de activos que tendré al jubilarme?

¿Viviré en una casa de ancianos o en mi casa?

¿Estoy cuidando mi salud para minimizar el riesgo de enfermedades más tarde?

¿Quiénes son las personas que conocen donde está mi testamento?

¿Tengo un testamento?

¿Tengo un ejecutor de testamento?

¿Dónde y cómo quiero que sea mi funeral?

Leave a comment

Your email address will not be published.


*