Jubilarse o no jubilarse y otros asuntos de la edad

Cuando una profesora de mi esposa se jubiló, mi esposa la felicitó y la respuesta que recibió fue: “tú no sabes de lo que hablas”.

Mi madre se jubiló, luego de haber trabajado 30 años en la misma empresa. Cuando recibió su primer cheque de pago, lloró. Tantos años de sacrificio para recibir tan poca cosa.

Pareciera que la jubilación no es fácil, principalmente la transición. ¿Será que se piensa … estos son mis últimos años de vida? ¿Será que ya pasó la mejor época de nuestras vidas?

No es así, lo mejor está aún por venir.

Leí en la revista “The Economist” un artículo fabuloso donde mencionan al Primer Ministro británico que lideró a Gran Bretaña en la victoria contra los nazis, Sir Winston Churchill. El artículo (aquí puede leer el original) indica que la vida de Churchill no fue un éxito sino hasta después de cumplir 65 años y asumir el rol que lo hizo famoso.

Si Churchill se hubiera jubilado a los 65, quizás la historia del mundo hoy día sería otra.

El evangelista Billy Graham tiene 92 años y mañana 18 octubre se lanzará su nuevo libro, titulado: “Nearing Home: Life, Faith, and Finishing Well” (ya tengo muchas ganas de leerlo). Aquí pueden leer un artículo escrito al respecto de lo que Billy habla en ese libro, su experiencia, y recordando que ahora él es viudo y ya con una edad avanzada. Muy útil para reflexionar sobre nuestras vidas y la de nuestros familiares de más años.

En Canadá hubo, hace muchos años, una publicidad muy conocida llamada “Freedom 55” creó una mentalidad de que las personas debían trabajar solo hasta los 55 años y luego, jubilarse. Lástima, para los que lo deseaban, que muchos no podrán jubilarse porque no lograron acumular el dinero que necesitaban para eso. ¿Muchas deudas, quizás?

Hoy día los jóvenes esperan tener que trabajar más años que sus padres antes de poder jubilarse. No comienzan a ahorrar a una edad temprana, no tienen ideas de que hacer con el dinero y lo mejor es gastarlo. Pueden leer el artículo publicado en La Presse.

Jubilarse es una opción. Dejar de trabajar porque uno necesita trabajar es otra. Recordemos que la experiencia de vida no tiene precio y lo mejor está aún por llegar en nuestras vidas. No pensemos que el pasado fue mejor.

Los que llegamos a Canadá ya con treinta y más, utilicemos nuestra experiencia como una palanca para salir adelante, ayudando a la comunidad en general.

Vale la pena.

Ayer terminó a medianoche. No sé si tendré un mañana. Hoy importa. – John C. Maxwell

1 Comment on Jubilarse o no jubilarse y otros asuntos de la edad

  1. Waoo que buena nota, en lo personal mi único deseo de jubilarme es para trabajar en otras cosas, pero nunca para dejar de hacerlo.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*