Que tanto donamos los inmigrantes latinoamericanos a organizaciones comunitarias

 

Coincidente con la celebración del día de Acción de Gracias en Canadá, publicamos un artículo escrito por Cecilia Escamilla, fundadora y directora de CAFLA – Centro de Ayuda a las Familias Latinoamericanas. Un organismo con sede en la ciudad de Montreal creado con el objetivo de mejorar la vida de la comunidad y al que les invito a conocer.

 

Según el censo del año 2006 de Estadísticas Canadá, la comunidad latinoamericana es uno de los grupos de personas emigrantes que va en gran aumento en la provincia de  Quebec. Es en la ciudad de Montreal donde se encuentran más de dos tercios de la comunidad establecida en la provincia. Montreal cuenta con 75,400 emigrantes de origen latinoamericano (Estadísticas Canadá 2007) De este número de personas, cerca de la tercera parte, o sea 27,8%  han elegido domicilio en los sectores de Villeray, Saint-Michel, Parc-Extension, Rosemont et Petite Patrie.  Sector donde CAFLA- Centro de ayuda a familias latinoamericanas, desarrolla sus programas y proyectos dirigidos a jóvenes y sus familias.

Igualmente mencionar que,  alrededor del 49% de latinoamericanos en Montreal son familias con bajo salario. Los países latinoamericanos más representados son, Colombia, El Salvador, México, Perú y Chile (estadísticas Canadá 2007).

Como toda comunidad en crecimiento numérico, las necesidades sociales no se hacen esperar; así es como muchos organismos comunitarios y sociales, ofrecen diferentes programas a los recién llegados;  servicios que en su mayoría son patrocinados por diferentes ministerios y empresas privadas. Estos últimos años los recursos han disminuido, así como  las ayudas económicas gubernamentales, muchos programas adaptados a las diferentes necesidades de nuestra comunidad  han desaparecido; por lo tanto nuevas estrategias de financiamiento han sido establecidos en muchos organismos comunitarios, con el fin de no cerrar sus puertas.

Una de las estrategias ha sido el facilitar un acercamiento con la comunidad latinoamericana ya establecida en Montreal, la cual podría ofrecer donaciones a diferentes organismos que ayudan a los recién llegados en diferentes áreas, así como a nuestros jóvenes en la integración social y escolar. El desafío es grande, ya que la comunidad que tiene varios años viviendo en Montreal, muestra una apatía hacia los organismos comunitarios, ya que se piensa erróneamente,  que se tiene abundancia de medios financieros para el buen desarrollo de proyectos, o que éstos son mal utilizados por los mismos, por lo tanto el apoyo  o el aporte de donaciones es casi nulo. Mientras las demandas de servicios crecen, las donaciones se hacen cada vez más escasas.

Organismos como CAFLA, que se han esforzado por crear fuentes de empleo, por crear proyectos adaptados a las necesidades reales de la comunidad, que han seguido un proceso de gobernabilidad respetando las leyes canadienses; se sienten desalentados de la apatía y desinterés de los miembros de nuestra comunidad.

Como miembro de la comunidad, trabajando por la comunidad, motivo a nuestra gente, a no olvidar que todos somos hermanos y estamos lejos de nuestra tierra, no importando el lugar donde nacimos, hemos llegado hasta aquí, con sueños y esperanzas de un mejor porvenir.

 

Por qué no ofrecer lo que un día se nos dio a nosotros;

Por qué no darle la mano a un recién llegado;

o a alguien que no ha logrado integrarse profesionalmente;

Por qué no ofrecerle nuestro apoyo a aquellos que luchan por aprender un idioma, que se esfuerzan porque sus hijos terminen pronto sus clases de acogida y sean recibidos en las escuelas regulares;

Por qué no ofrecer servicios comunitarios dignos, en espacios físicos limpios y agradables;

Por qué creer que porque alguien pide refugio debe pedir limosna? cuando esa persona también puede ser un profesional, un joven con talentos y dones propios, dispuesto a dar y compartir en esta sociedad, pero que en medio de la aventura de la inmigración, muchos diplomas son guardados en un armario, muchos talentos se esconden de la vista de muchos.

 

Compatriotas todos,

trabajemos juntos para darnos la mano unos a otros; para que crezcamos como latinos en esta sociedad, para que dejemos nuestros prejuicios fuera de nuestras vidas, para que nuestro compromiso sea más fuerte cada día; y para que nuestra gente no solo crezca en número, sino también crezca en amor y tolerancia, aceptándonos unos a otros en armonía.

1 Comment on Que tanto donamos los inmigrantes latinoamericanos a organizaciones comunitarias

  1. Lindo, me gusto lo que pones en este articulo, comparto totalmente!

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Los canadienses hicieron más donaciones a través de los impuestos en 2010 - Noticias Montreal

Leave a comment

Your email address will not be published.


*