El futuro está en el campo

 

Las granjas familiares están cambiando de manos en Canadá pues más y más las empresas de inversiones están interesadas en comprar las tierras agrícolas de la provincia de Saskatchewan. El modus operandi es sencillo: comprar la tierra de los dueños actuales y luego volver a alquilárselas para que estos sigan trabajándola.

Algunas granjas se han vendido a precios de $1,200 por acre, más que el doble que el standard de Saskatchewan.

Varios de los inversionistas no son canadienses y tienen distintos estilos de vida o actividades, y ahí podemos mencionar a la iglesia mormona, la financiera Manulife y el departamento de policía de la ciudad de Dallas en Texas.

Durante mucho tiempo el gobierno provincial trató de mantener el precio de la tierra accesible para los jóvenes granjeros, de modo a que estos puedan continuar trabajándola.

El futuro está en el campo, una frase que escuchaba mucho durante mi adolescencia, parece que toma más y más fuerza en estos tiempos.

About Oscar Cardozo (514 Articles)
Oscar es apasionado por ayudar a las personas y organizaciones con inversiones y finanzas.Le gusta leer sobre filosofia, política, filantropía, y espiritualidad, entre otras cosas. Viajar y conocer nuevas culturas son otras de sus pasiones.