Definiendo tu plan de retiro

Para muchos nuevos inmigrantes comenzar un plan de retiro o plan de jubilación es una prioridad que no llega a concretarse debido a muchas variables que entran en juego. Mudarse a un nuevo lugar cuesta dinero, encontrar trabajo, comprar ropas, comprar muebles, adaptarse a la nueva realidad, a los nuevos precios… y muchas otras cosas que afectan y nos damos cuenta que el dinero que se ahorró para mudarse y establecerse en Canadá se evapora más rápido de lo planeado.

Otro aspecto que mucha gente no entiende fácilmente son los diferentes y diversos planes que los gobiernos federal y provincial diseñaron para esta sociedad. En síntesis, podríamos decir que el sistema es muy diferente en Canadá comparando con los países de Latinoamérica.

Y aquí podemos mencionar una nueva encuesta preparada por Environics para el Royal Bank of Canada:

1- 40% de los nuevos inmigrantes dice que administrar sus finanzas es más difícil de lo que ellos esperaban, y

2- casi el 50% indicó estar preocupados que no tendrán suficiente dinero para vivir confortablemente.

Algunos sujetos de los que no se habla en varias sociedades son las deudas, la muerte, la vejez. Y esos temas son una realidad, lo querramos admitir o no.

Al llegar a Canadá hay que demostrar también -con el paso del tiempo- que uno puede ser “sujeto de crédito”, es decir que se cumplirán con las obligaciones que uno haya tomado. Esta historia del crédito es un tema mayor, dado a que esta sociedad se mueve en base a ella. El crédito no es un derecho, es un privilegio y como tal hay que ganarlo y cuidarlo cada día.

Si usted aún no comenzó a trabajar sobre su plan de retiro, hoy es el mejor día para iniciarlo pues muchas veces el único plan de retiro que las personas tienen consiste en esperar que sus hijos van a cuidar de ellos cuando sean mayores.

Recuerde que las manos que mejor le ayudarán son las que se encuentran al final de sus brazos.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*